¿Cómo puedo estar seguro de no tener mal aliento?

La halitosis es un problema subjetivo y el paciente sólo suele detectar su mal olor bucal cuando es percibido por otra persona, principalmente su pareja. Por ello no es raro que se presente en forma de fobia en algunas personas. El mal aliento se debe en un 90 % de los casos a la boca y está en relación con las bacterias de la placa, que descomponen los restos de alimentos produciendo compuestos químicos volátiles responsables del mal olor.

Por lo tanto, su solución se basa en la limpieza y eliminación de las bacterias, lo que resulta a veces bastante difícil, pero no imposible, en los enfermos periodontales. La principal zona donde residen los nichos bacterianos responsables de la halitosis de origen oral es en el dorso de la lengua. Una vez que la higiene es perfecta, podemos prescribirle varios productos químicos, en dentífricos y colutorios, que ayudan a controlar el mal olor.